Tramo E de la conexión del curso bajo del río Júcar con el tramo V

En 2.006 y como Jefe de Proyecto, comenzamos con la redacción del proyecto de construcción del Tramo E, de la conexión del curso bajo del río Júcar con el tramo V, que posteriormente terminaría en la adjudicación y ejecución de la propia obra. En esta primera fase de redacción del proyecto de construcción, realizamos un estudio pormenorizado del trazado.

Una vez adjudicada la obra, pasé a formar parte del equipo que ejecutaría la obra como Jefe de Oficina Técnica y Jefe de Producción. En esta obra desarrollamos e implantamos tres aplicaciones informáticas con un resultado excepcional.

La obra

La obra “Tramo E de la conexión del curso bajo del río Júcar con el tramo V. Nueva conducción Júcar – Vinalopó”, formó parte una actuación mas general “Obras de conexión del curso bajo del río Júcar con el tramo V Nueva conducción Júcar – Vinalopó”, que consistieron, de forma resumida, en la construcción de una conducción de unos 80 km de longitud, que transporta el agua del río Júcar desde las inmediaciones del azud de la Marquesa, en Cullera, hasta el tramo V de la antigua conducción, en el término municipal de Fuente la Higuera.

Esta actuación se desglosó, para su ejecución, en 5 tramos denominados: A, B, C, D y E. El tramo “E” consistía, esencialmente, en:

  • Final de la impulsión Costera
  • Balsa de Moixent
  • Estación de bombeo de Moixent
  • Impulsión Venta del Potro

El tramo E de la Nueva Conducción Júcar-Vinalopó se inicia a unos 80 metros del barranco de Boquilla, en el término municipal de Vallada, y finaliza en la conexión con el tramo V, en la arqueta del Ramblar, en el término municipal de Fuente la Higuera. Discurre también por terrenos pertenecientes al término de Moixent.

Final de la impulsión Costera

Con una longitud de 2.430 m, conecta con el final del tramo D poco antes del cruce con el barranco Boquella, que sirve de separación a los términos municipales de Moixent y Vallada. La tubería discurre en su totalidad en zanja (a excepción del acueducto del barranco Roig), por terrenos de tránsito y rocosos, estando constituida por tubos de acero helicosoldado de 1.829 mm de diámetro exterior y espesor 11,10 mm, revestidos interiormente con recubrimiento de epoxi alimentario de 300 micras, y exteriormente con recubrimiento de polietileno en 3 capas de 2,5 mm de espesor total y dotados de un tratamiento de protección catódica por corriente impresa. Está diseñada para un caudal de 5,6 m3/s que correspondería al funcionamiento simultáneo de las cinco bombas de la estación de bombeo de Llanera, aunque el caudal máximo que circulará por ella en condiciones normales será de 4,5 m3/s.

Acueducto del barranco Roig en la impulsión Costera

Salva una distancia aproximada de unos 60 metros. Está constituido por la tubería de acero de la conducción (de diámetro exterior 1.829 mm), a la que se le han añadido una serie de tirantes metálicos (21 en total), con una longitud máxima de 29 metros, como elementos de suspensión que dirigen las fuerzas hacia 4 mástiles intermedios, también metálicos, (el más alto de 26 metros), y de estos hacia unos macizos de retenida de hormigón armado anclados a ambos lados del barranco. La forma final resultante del acueducto es la de “arco deconstruido”.

Balsa de Moixent

La impulsión Costera vierte a la balsa de Moixent, con una capacidad útil de almacenamiento de 30.000 m3, suficiente para absorber las diferencias de volumen que pueden producirse por los decalajes en los tiempos de arranque y parada de las instalaciones de impulsión. Se ha ejecutado a media ladera, con una carrera de funcionamiento de 4 metros; su impermeabilidad se ha garantizado mediante la colocación de una lámina de polietileno de alta densidad de 2 mm de espesor, apoyada sobre un compuesto geodrenante que la protege de los punzonamientos y permite conducir las posibles filtraciones a una red de drenaje que, convenientemente sectorizada para poder localizar las fugas, discurre por la solera de la balsa. Ésta dispone de un aliviadero, tipo Morning Glory, que, en el caso de un posible desbordamiento, vertería al barranco existente en las proximidades de la balsa (barranco del Finestral), sin riesgo para la integridad de la balsa ni de las personas y bienes circundantes.

En la llegada de la conducción a la balsa se dispone de una arqueta de control que mediante las oportunas válvulas y compuertas vehicula el agua bien a la balsa por su cota superior, bien por la inferior (permitiendo el retorno de caudales a la balsa de Llanera) o la dirige al by-pass existente, que conduce las aguas directamente a la cántara de la estación de bombeo.

 

Estación de bombeo de Moixent

Concebida con la misma filosofía que el resto de las estaciones de bombeo del trasvase, los elementos considerados en estas instalaciones se dividen en dos partes. Primero una cántara de toma, anexa a las instalaciones de bombeo, que sirve de recogida de las aguas de la balsa y de transporte hasta los fosos de las bombas. Tiene, en planta, forma de triángulo isósceles con el vértice truncado por la arqueta de llegada de las conducciones del by-pass de la balsa y de la toma de fondo de la misma. Su profundidad media es de 7,55 m.

En el interior de la misma, ubicadas en compartimentos separados por muros de hormigón armado, se disponen 5 (4+1) bombas centrífugas de eje vertical de pozo profundo, capaces de impulsar un caudal de 4,5 m3/seg, a una altura manométrica máxima de 308 m. Su potencia y caudal unitario es de 4.200 kW y 4.050 m3/h. Las bombas descargan sobre tubería de acero al carbono X-70, de 7,1 mm de espesor y DN 600 mm, pasando posteriormente a diámetro 800 mm, para su incorporación al pantalón de unión de las impulsiones de las 5 bombas, ya de diámetro exterior 1.829 mm, el cual se ubica en el interior de un macizo de hormigón.

La estación de bombeo se trata de un edificio completamente prefabricado, concebido en 2 plantas. En la planta sótano se dispone la sala de bombas, un taller mecánico y varias zonas habilitadas para el equipamiento asociado al funcionamiento de las bombas, como pueden ser la refrigeración de motores y el equipo de vacío. La primera planta cuenta con las dependencias habilitadas para las salas de control, celdas y cuadros eléctricos, así como los aseos y vestuarios del personal de explotación.
En el exterior, a la intemperie, se ha implantado una subestación de cliente, alimentada por una línea de 132 kV, propiedad de la compañía suministradora. Cuenta con un transformador de 20/25 MVA, con una relación de transformación de 132/6,3 kV. Además, se ha dispuesto de otro transformador de 250 KVA para los servicios auxiliares de la estación.

Impulsión de Venta del Potro

Con una longitud aproximada de 15.500 m, transporta las aguas desde la estación de bombeo de Moixent hasta la arqueta existente del Ramblar, donde rompe carga y conecta con el tramo V de la antigua conducción Júcar-Vinalopó. La tubería, de acero helicosoldado de 1.829 mm de diámetro exterior y espesores variables entre 11,10 y 15,90 mm, discurre en zanja por terrenos de tránsito y rocosos, a excepción del cruce de 3 barrancos, que lo realiza mediante sendos acueductos formados por tubería de acero autoportante de 1 vano, de espesor 17,50 mm y longitudes de 37, 33 y 32 metros, respectivamente. Esta impulsión tiene fuertes pendientes en su tramo final, en la subida al Ramblar, llegando al 31 %.

Para amortiguar el golpe de ariete que se produce tras la parada de las bombas, se han instalado en el comienzo de la impulsión tres calderines horizontales de aire comprimido de 35.000 litros cada uno, de presión máxima de servicio 40 bares, dotados de su correspondiente valvulería. A los calderines se suman las correspondientes placas de orificio para frenar el flujo de llenado o entrante al calderín y disminuir el valor de las sobrepresiones producidas.

Se han realizado diversas hincas a lo largo de la conducción, para el cruce de plataformas de ferrocarril, carreteras y gaseoductos, conforme a lo dispuesto por los Organismos correspondientes. Como camisa de la hinca se emplea tubería de hormigón armado y diámetro nominal 2500 mm.

Como elementos auxiliares de las impulsiones, se han dispuesto a lo largo del trazado, tanto de la impulsión Costera como de la de Venta del Potro, las correspondientes arquetas de desagüe, ventosas y seccionamiento.

Soluciones implantadas

En esta obra desarrollamos e implantamos tres aplicaciones informáticas con un resultado excepcional.

  • Aplicación de control de partes. Dado el volumen de la obra, y el plazo de ejecución de la misma, disponíamos de tres encargados. Así, para poder controlar tanto la documentación del personal que entraba en obra como la producción diaria, realicé una aplicación informática que permitía tener todo esta información convenientemente documentada.
  • Gestión de la trazabilidad mediante un sistema de control de puesta en obra de tubería. Otro aspecto importante a controlar, era el suministro y puesta en obra de la tubería de acero cuya procedencia era en parte de Turquía y en parte China. Para ello, implementé un sistema de control de tubería, que nos permitía conocer diariamente la tubería que se montaba, la que se soldaba, aquella que había superado los ensayos no destructivos, etc. Pero no solo esto, sino que además nos permitía controlar si la tubería estaba correctamente montada conforma a las tolerancias aprobadas.
  • Sistema de control de documentación. El otro aspecto importante en esta obra fue la gestión documental. Dado que durante la redacción del proyecto se realizaron diferentes estudios de trazado, que originaron una importante cantidad de versiones de planos y documentación, se implantó un sistema de control de documentación, que permitía tener siempre la última versión de plano disponible para ejecución.

Respecto a la ejecución de la obra, y como Jefe de Producción, mi responsabilidad fue la ejecución de la balsa, el edificio que albergaba las bombas, así como la ejecución de la propia estación de bombeo. Por ende, todos aquellos equipos electromecánicos que formaban parte de la obra.

Aquí cabe una mención especial a la modelización en 3D de la estación de bombeo, tanto interior y exteriormente, como propuesta para los acabados de la propia obra.

Otro aspecto interesante fue el procedimiento de introducción de tubos en las hincas, mediante un sistema de patines realizados con teflón.

Por último, y no por ello menos importante está la ejecución del acueducto sobre Barranc del Roig, en el término municipal de Moixent (La Costera). Su estructura fue diseñada para cruzar este afluente del río Canyoles, salvando una distancia aproximada de 60 metros. A la tubería de la conducción se le han añadido una serie de tirantes (21 en total), con una longitud máxima de 29 metros, como elementos de suspensión que dirigen las fuerzas hacia 4 mástiles intermedios, el más alto de 26 metros, y hacia unos macizos de retenida de hormigón anclados a ambos lados del barranco. Los 4 mástiles son tubos circulares curvados con un diámetro de 850 mm y un espesor de 20 mm. El peculiar diseño de esta estructura responde a la asociación histórica entre acueducto y arco de medio punto que se da en la cultura mediterránea. A partir de esa idea, la forma del acueducto surge de este arco, tomando como diámetro la separación entre estribos. Sin embargo, como también se pretende ofrecer una estética actual y sugerente, de esta idea inicial se evoluciona hacia la descomposición del arco en elementos independientes, utilizándolos en disposición asimétrica. En los estribos se intenta reproducir las formas clásicas de una obra de fábrica colocando elementos a modo de impostas. Esta obra dio lugar a una publicación en la revista Hormigón y Acero, Acueducto del Barranco Roig.